Entre más de 7.000 docentes nominados por la ciudadanía al Global Teacher Prize Chile 2016, el profesor Eligio Salamanca ganó la primera versión de este premio que busca reconocer pública y masivamente el trabajo que realizan nuestros docentes día a día. Eligio Salamanca enseña en una escuela rural unidocente en la localidad de Quelhue, en la Araucanía. Conoce su historia aquí.

.

Eligio Salamanca, el profesor que enseña desde un huerto

Para este docente que se desempeña en una escuela rural de Quelhue, en la Araucanía, la sala de clases no es el único ambiente en el que se puede evaluar a un niño. Él aplica sus clases en el huerto del colegio.

Estudió en un galpón que fue transformado en una sala de clases en la zona rural de Pucón. El entorno en que creció lo marcó, por lo que decidió nunca abandonar Quelhue.

Esta es parte de la historia de Eligio Salamanca, primer ganador del Global Teacher Prize Chile, y que representó a nuestro país por primera vez en el llamado “Nobel de la Enseñanza” en marzo pasado, un reconocimiento mundial para valorar la profesión docente.

Sus clases en Quelhue comienzan con lectura todos los días, pero de lo que sus alumnos quieran. Luego vienen las Matemáticas, las Ciencias y la Historia. Pero no todo es teoría, ya que encontró un método en el que puede lograr que sus alumnos apliquen todo lo aprendido: un huerto.

“Yo trabajo acá porque nos permite ver las dificultades reales que tienen los niños en el aprendizaje. Si trabajamos sólo en la sala de clases, vamos a tener una evaluación de un ambiente que es artificial, pero cuando lo traemos a esta realidad, en la que los niños tienen que aplicar lo aprendido, se ven las reales dificultades”, explica desde el huerto.

.