Cinco profesores de distintas partes de Chile fueron seleccionados como finalistas del Global Teacher Prize Chile, un premio conocido como el “Nobel de la educación” que busca reconocer de manera pública la labor de algunos de los profesores más destacados del país. Este año los docentes seleccionados fueron la profesora de Matemática Marcela Rodríguez, de Arica; el profesor de ciencias Mauricio González, de Colchane; el profesor de Tecnología Eduardo Cortés, de Quillota; la educadora de párvulos Beatriz Saavedra, de Lampa, y la profesora de Lenguaje Marcela Henríquez, de Quirihue. Los cinco profesores representarán a Chile en la versión internacional del este reconocimiento.

Ahora bien, en una encuesta realizada por TVN, el país puede votar por su profesor favorito y aunque esto no determina el premio final, quien sea seleccionado recibirá el Premio TVN al Favorito del Público. Una oportunidad valiosa para que la comunidad sea partícipe de una instancia que valora el esfuerzo de estos docentes que hoy, están siendo reconocidos por su labor.

1. Eduardo Cortés (Quillota)

Por sus ganas de movilizar a los estudiantes convirtiéndolos en protagonistas del aprendizaje y su metodología basada en proyectos que fomenta la participación activa y la creación de soluciones a problemas reales, el profesor de Tecnología de la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple en Quillota, fue seleccionado como uno de los finalistas del Global Teacher Prize Chile. A través de proyectos realizados con sus estudiantes como Misión Aconcagua, donde reparar instalaciones eléctricas hechizas, Eduardo ha convertido a sus alumnos en agentes de cambio, les ha mostrado otras realidades y los ha hecho partícipes de iniciativas que trascienden e impactan la vida de muchas personas dentro y fuera del aula.

2. Beatriz Saavedra (Lampa)

En un contexto rural, Beatriz superó incontables barreras sociales y económicas para cumplir un sueño: ser educadora de párvulos. Su experiencia es innegable, durante décadas, Beatriz ha desarrollado y perfeccionado sencillas pero innovadoras ideas en el aula. Entre esas, el “juego por rincones”, una metodología propia de la educación inicial. Basada en esta estrategia pedagógica, Beatriz ha incorporado nuevas ideas, entre esas, el “Rincón de la Televisión”, una caja con forma de televisión en la que niños y niñas pueden recrear a través de la expresión oral un contenido relacionado a un canal escogido (cocina, historias, noticias, entre otros). Esta actividad, entre otras, ha impactado tanto que trascendió el aula, fue reconocido a nivel provincial y hoy es una estrategia que articula la educación inicial y el primer ciclo de educación básica. Por acciones como esta, por su liderazgo y el impacto que ha generado en la educación inicial de su comunidad, esta educadora fue seleccionada como una de las finalistas del “Nobel de la enseñanza”.

3. Marcela Rodríguez (Arica)

Desde muy pequeña, Marcela estuvo expuesta al mundo de la pedagogía. Sus padres eran profesores de matemática y de ellos heredó no sólo el talento, sino también las ganas de transmitir su conocimiento. Por su piel morena, ser descendiente boliviana y tener rasgos aymara, Marcela fue víctima de bullying, pero eso no la debilitó y luchó para sacar su carrera adelante, cumplir sus objetivos y educar a sus estudiantes de una forma diferente. Hoy, Marcela es profesora de matemáticas en el Liceo A-1 Octavio Palma Pérez de Arica y ha encontrado la fórmula perfecta para mostrarles un camino nuevo a sus estudiantes. Sus clases se basan en el juego y la neuropedagogía, y el aire libre y el deporte son sus mejores aliado a la hora de enseñar matemática. Con actividades como el “fútbol matemático”, esta docente ha logrado que sus alumnos aprendan de una forma significativa y por eso hoy, es una de las 5 finalistas del Global Teacher Prize Chile.

4. Marcela Henríquez (Quirihue)

Marcela también siguió los pasos de varios miembros de su familia quienes eran también docentes. Entre ellos, su madre. A lo largo de los años esta profesora se ha ido perfeccionando a través de cursos, capacitaciones y postítulos que le han abierto puertas en otras ciudades. Sin embargo ella sigue firme en aquel rincón de Chile donde ejerce la docencia en el Liceo Polivalente Carlos Montané Castro. En esta escuela, esta profesora ha enfocado su metodología en la lectura como un instrumento que permite derribar barreras culturales y sociales, y para eso, ha convertido a sus alumnos en “Detectives de Lectura” desarrollando así, un pensamiento crítico en los procesos de lectura.

5. Mauricio González (Colchane)

En el año 1980, Mauricio González realizó el servicio militar. De sus compañeros, era el único que tenía una preparación académica completa. Este primer encuentro con una realidad aún vigente, despertó en Mauricio un interés por la educación. Ahora lleva 28 años enseñando en una comunidad aymara en el Altiplano Chileno, lugar en el cual fue ganándose, poco a poco, el cariño de la gente. Mauricio acerca a sus estudiantes a la ciencia y la tecnología y con ellos ha creado elementos útiles para la comunidad como medidores de humedad, alarmas e interruptores solares. Por influir notablemente la vida de sus estudiantes y ser un gran líder social dentro de la comunidad, este profesor trascendió el aula y hoy hace parte del grupo de finalistas del “Nobel de la educación”.

Si quieres votar ahora, entra a este link y sigue estos pasos:

Al ingresar encontrarás la foto de los finalistas seguido de su nombre, su ciudad y un botón de “Me gusta” donde tendrás que hacer clic par dar tu voto. Abajo del botón de “Me gusta” podrás encontrar una breve descripción de cada finalista.