Profesor Mauricio González
Liceo Técnico Profesional, Colchane (Región de Tarapacá)

Mauricio González Coronado (58 años) tuvo una etapa clave en su vida donde descubrió su vocación por enseñar. Cuando cursaba el Servicio Militar, en 1980, motivó a varios de sus compañeros a continuar con sus estudios y los ayudó con sus tareas. Ahí se dio cuenta que quería estudiar pedagogía.

Ingresó a la Universidad de Tarapacá con el objetivo de convertirse en profesor y hacer clases en una localidad rural. Así fue como, junto a su esposa que también es profesora, llegó a Colchane. En esta comunidad aymara, ubicada en la Región de Tarapacá, Mauricio ejerce la docencia hace más de 28 años. Actualmente en el Liceo Técnico Profesional de Colchane.

Como profesor de educación básica, Mauricio debe desempeñarse en todas las asignaturas. Sin embargo, su especialización es en Ciencias Naturales, por eso, la ciencia y la tecnología son sus principales aliados a la hora de impulsar aprendizajes en sus estudiantes, siendo ejes articuladores del currículo que le permiten desarrollar los contenidos de las otras asignaturas como áreas integradas.

Para Mauricio, hablar de tecnología es ir más allá del uso del computador y los programas utilitarios. Por eso ha impulsado que los niños de Colchane se motiven por aprender la electrónica para luego seguir con robótica. Para esto, uno de los recursos utilizados por Mauricio es un pequeño laboratorio de electrónica desarrollado junto a su comunidad.

En él desarrolla, junto a sus alumnos, diversos proyectos y experimentos, tales como medidores de humedad, alarmas, interruptores solares, entre otros. Este laboratorio permite el trabajo grupal, desarrollo de la discriminación visual, coordinación motora fina y, lo más importante, el interés en la tecnología electrónica necesaria para la iniciación en robótica.

Además, la experimentación de tecnologías ha permitido a los estudiantes de Mauricio mejorar su condición de vida en medio del Altiplano, a través de diversos proyectos, como el desarrollo de invernaderos, el uso de energías no convencionales y la creación de la única radio emisora que ha transmitido en Colchane, operada por los propios alumnos.

Otro de los recursos utilizados por Mauricio para motivar a sus alumnos en la ciencia y la tecnología es el desarrollo de una red de apoyo que ha impulsado a lo largo de sus más 28 años de docencia, entendiendo que la labor del profesor –que para él debe ser un verdadero líder social- no puede sino trascender el aula, conectándose con la comunidad. Así, se ha contactado con astrónomos de la Universidad de la Serena y del Instituto Max Plannk, y con físicos de la Universidad de Santiago. Ellos han aportado con sus conocimientos mediantes visitas y actividades.

Además, le ha permitido relacionarse con otros países para el desarrollo de investigaciones conjuntas. Un ejemplo de ellos es lo realizado con una escuela de Ecuador, con quienes el Liceo Técnico Profesional de Colchane midió el radio de la Tierra, emulando la experiencia desarrollada por el astrónomo y geógrafo griego Eratóstenes. Esta experiencia le permitió interactuar a los alumnos de Colchane, vía Skype, con sus pares ecuatorianos.

Actualmente, los alumnos de Mauricio son parte de un proyecto de astronomía denominado Warawara, que se está trabajando junto a Explora Conicyt y que tiene como finalidad comparar los conocimientos astronómicos ancestrales de los aymaras y cotejarlos con los conocimientos actuales.

Para Mauricio, ni el aislamiento ni la distancia son impedimento para que sus estudiantes tengan una mirada de futuro a través de la ciencia, la tecnología y la astronomía. Por eso hoy es uno de los cinco finalistas del Global Teacher Prize Chile.